Algunas propinas son mejores que las aspirinas

A veces explicar las cosas a un hijo sirve de algo. No hace mucho mi hijo hizo un examen en el que tenía que desarrollar un tema de opinión. Tenía que explicar lo que opinaba sobre las propinas. Se acordó de lo que le había explicado tiempo atrás aún y ser pequeño todavía. El corrector opinó que había planteado la cuestión de forma original y le puso una buena puntuación por ello. Pero bueno vayamos al principio.
La pregunta básica sería: ¿Hay que dar propinas? ¿Y si es así por qué? …..
dot Definición. Una propina es una muestra de agradecimiento por un trabajo bien hecho. Nadie está obligado a darla legalmente pero se suele considerar un gesto de buena educación. Lo normal es dar sobre el 10% del gasto total realizado aunque varía mucho.
dot La propina como un gasto. Hace tiempo leí de Kiyosaki que el planteamiento general que tiene la gente sobre las propinas está mal. Razona que, habitualmente, se dan propinas por gastos realizados en el mundo de la restauración. Tienen, según él, poco sentido porque se trata de un servicio ya realizado. Lo más probable es que no lo volvamos a repetir una consumición en ese establecimiento. Y, por lo tanto, se trata de un gasto más puro y duro sin más. Está bien hacerlo sólo visto como agradecimiento al servicio prestado y como gesto altruista.
dot La propina como inversión. En cambio, continua Kiyosaki, a los profesionales que nos pueden aportar pingües beneficios por sus servicios prestados no se les suele dar propina. Es más, lo normal es que se les regatee el precio a la baja. De ello puedo dar fe porque en mi dilatada vida profesional pocos han sido los que me han dado propina por mi asesoramiento. Está claro que es una verdadera mala política. Es una apuesta perdedora. Y es una mala política porque los pagos a los profesionales, que nos pueden hacer ganar mucho dinero gracias a su ayuda, no hay que mirarlos como un gasto sino más bien todo lo contrario: como una inversión. Argumenta, y tiene toda la lógica del mundo, que si a un profesional le pagamos bien y lo tenemos contento con nosotros su ayuda será mejor. Saldremos ganando gracias a su experiencia.
Continuando con mi experiencia, realmente tengo que afirmar que las personas que me dieron propina por mi asesoramiento eran personas ganadoras y personas realmente ricas. Y lo hacen porque de lo que se trata es tener bien claros los conceptos: una propina en un bar es un gasto mientras que una propina a un profesional es una inversión.
Es una inversión que nos reportará muchos más beneficios económicos de lo que hemos dado de propina. De todos es sabido, por experiencia ajena, que si damos de propina unos trajes a determinadas personas se pueden obtener a cambio unos buenos contratos de trabajo …..

 

finanzas personales

 


Related Articles:

This entry was posted in Altruismo, Aprendizaje, Cómo prosperar, Conceptos generales, Estrategia, Éxito, Filosofando, Formación, Frikieconomía, Ganar dinero, Inversiones, Marketing, Motivación, Racionalizar gastos, Slow Life, Sostenibilidad, Vivir mejor, Wikigrafía and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Algunas propinas son mejores que las aspirinas

  1. Pingback: Índice de artículos económicos | Kritika al Sistema

  2. Pingback: Diccionario de terminología financiera y económica | Kritika al Sistema

Leave a Reply