Por el micrófono del teléfono perderás hasta el kimono del mono

En un presupuesto doméstico y familiar el gasto de teléfono es considerable. Tener claro este gasto y como organizarlo tiene su trascendencia. Prestarle unos minutos a pensar sobre ello vale la pena.
En el mundo de la telefonía hay una auténtica guerra de precios. Es una competencia salvaje la que existe entre las diferentes compañías. Pero hay que tener en cuenta que la competencia está organizada para captar nuevos clientes. Si se es cliente pasa todo lo contrario: te tratan de arañar todo el dinero que pueden y más. No hace mucho di de alta una linea ADSL fija. Me sorprendió que pagara tres veces menos que mi madre por lo mismo y con la misma compañía. Y lo curioso es que yo era un cliente nuevo y ella era clienta de hace igual 50 años. Ser fiel a un pirata tiene su precio. Una vez convencida mi madre llamó para quejarse. Después de las típicas esperas, y recochineos del servicio al cliente, se bajaron del burro y le bajaron el precio. Es un mundo en el que sólo se pueden arreglar los problemas con broncas cuando debería ser de otra forma. Puedo afirmar que no conozco a nadie que no esté realmente cabreado con su compañía telefónica por mil motivos.
dot Política de empresa. Las empresas telefónicas aplican los aumentos de tarifa cada año automáticamente pero las bajadas de precio y las ofertas hay que obtenerlas a base de sangre, sudor y lágrimas. Esto obliga a que hay que estar al día para conocer bien las opciones de ahorro que pueda ofrecer la compañía en cada momento.
dot Elegir operadora. Al igual que existe en Internet comparadora de seguros, de hoteles, de billetes de avión y de hipotecas hay comparadores de compañías telefónicas. Una buena web para ello es Doctor Sim.
dot Analiza tu comportamiento como consumidor. Bajo este epígrafe vale la pena pensar varios puntos importantes. Hay que ser algo radicales a la hora de analizar este aspecto:
- ¿Es realmente necesario tener teléfono?. Por ejemplo, para un niño o niña de 10 años es evidente que no es necesario nunca.
- ¿Es realmente necesario tener varias líneas de teléfono?. Por ejemplo, tener teléfono fijo y móvil o varios móviles.
- ¿Es realmente necesario hacer una determinada llamada telefónica?. Cuando observo a mi alrededor veo que mucha gente se ha acostumbrado a llamar por cuestiones totalmente estúpidas o innecesarias. Suele ser muy típico de personas que se sienten solas. Una llamada inútil les genera cierto consuelo a un precio realmente alto y dudo mucho que sea eficaz en la mayoría de las ocasiones. También suelen llamar mucho las personas que andan totalmente descontroladas económicamente (por ejemplo, los bancos arruinados).
dot Analizar la factura. Este capítulo también tiene su enjundia pastoril.
- El titular del teléfono es el que debe la factura. Van a ir tras él a muerte sin miramientos. Una vez me fui de un piso que tenía alquilado sin darme de baja porque había recibos pendientes de pago. El siguiente inquilino en lugar de pedir una línea nueva pagó mis recibos pendientes para tener línea. Al cabo de unos años me cortaron el teléfono por falta de pago cuando en realidad estaba al día. Al preguntar por el problema me dijeron que ese inquilino, que ni conocía, se había entretenido llamando a Colombia. Había dejado una fortuna pendiente de pago que me reclamaban a mí por ser el titular. Y como yo no pagaba ese pendiente me cortaron todas las líneas.
- Comprobar los servicios contratados. Hay que ver cada cosa que se paga en la factura si se ha contratado conscientemente, si se usa realmente y si interesa o no. Puede que existan alternativas más económicas. Por ejemplo, pagar por un alquiler de unos equipos cuando se pueden comprar y dejar de pagar el alquiler.
- Números frecuentes. Identificar los números que llamamos más y los que nos generan más gasto aunque llamemos poco. La opción puede ser contratar un descuento para estos números.
- Establecimiento de llamada. Lo caro suele hacer la llamada por el coste inicial. Es preferible hacer llamadas largas a muchas llamadas cortas.
- Usar las nuevas tecnologías. Lo mejor en este tema es ver como se comportan los adolescentes que no tienen dinero para gastar en teléfono y se comunican tanto o más que cualquier otro. Usan el Facebook, el MSN, los SMS, Twitter, Skipe, los wasaps y cualquier otra cosa que exista en el mercado. Enviar SMS gratis desde el ordenador.
dot Control del gasto. Los criterios básicos al respecto son:
- Usar tarjetas de prepago en lugar de contrato.
- Usar las tarifas reducidas según la hora de la llamada.
- Usar los teléfonos fijos para llamar a los fijos y los móviles a los móviles.

 

economía doméstica

 


Related Articles:

This entry was posted in Ahorrar, Antisistema, Aprendizaje, Calidad de vida, Cómo prosperar, Conceptos generales, Crisis, Economía doméstica, Estrategia, Éxito, Formación, Frikieconomía, Ganar dinero, Motivación, Racionalizar gastos, Reciclar Reducir y Reutilizar (3R), Slow Life, Sostenibilidad, Vivir mejor, Wikigrafía and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.