Un mafioso casposo acaba en el pozo si no es un buen mozo

Hace años tuve un ayudante. La verdad es que estaba contento con él y su trabajo. No tenía nunca dinero. Por eso, siempre antes de ir a trabajar le invitaba a desayunar y al terminar a comer. Un buen día me dijo que era su último día de trabajo. Al preguntarle por qué me explicó que al día siguiente tenía que ir a la cárcel. Me quedé de piedra. Acto seguido nos fuimos de marcha, a cenar y de fiesta para olvidar las penas. Me contó sus innumerables peripecias y negocios turbios que había hecho en su vida. Aunque esta vez iba a la cárcel por darle un mamporrazo a un Mosso d’Escuadra. Me sorprendió sobremanera el ingenio que desarrollaba para hacer negocios ilegales. Le dije, sinceramente, que todo ese ingenio que desarrollaba lo tenía que aplicar para hacer negocios legales. Estaba convencido que, de ser así, ahora sería inmensamente rico.
Louis Ferrante es un caso similar al de mi amigo. Es un exmafioso del clan Gambino que escribe un libro al salir de la cárcel explicando las lecciones de éxito del mundo mafioso y que se podrían aplicar al mundo de la empresa. Es para todos evidente que los mafiosos son unos empresarios sumamente astutos. Cualquiera que me lea hasta aquí pensará que hoy me he tomado más de un vaso de wisky o un par de rallas de crack pero no. Lo afirmo: los mafiosos pueden aportar muchas lecciones al mundo de la empresa. El autor en su libro cita hasta un total de 88 lecciones aplicables para empleados, mandos intermedios y jefes. Casi na …. Cada lección la acompaña de una anécdota. Todas ellas las resume en una regla de oro mafiosa: Sé honesto y mantén la palabra dada.
Alguno de los principales valores de los mafiosos son: ser franco, mantener la palabra dada, no dar tu palabra en el caso de no poder mantenerla, pagar tus deudas, cobrar tus deudas al precio que sea, etc.
dot Lecciones interesantes para empleados:
- Haga una oferta que no puedan rechazar: es una forma infalible para que le contraten.
- No termine en el maletero de un coche: evite las intrigas de la oficina.
- Las paredes oyen: no hable nunca mal de sus jefes.
- No es bueno intimar con la mujer del jefe.
- Despídase de forma sincera y elegante.
dot Lecciones interesantes para los mandos intermedios:
- Como darle al objetivo sin usar una pistola: motive a su gente.
- Entregue las mercancías: le representan a usted.
- Respalde a sus compañeros: lealtad a sus empleados.
- Sírvase su café: respete la cadena de mando sin ser un bobalicón.
dot Lecciones interesantes para los jefes:
- Esconda la pasta bajo el colchón: tenga siempre dinero en efectivo.
- Tipos como nosotros, tipos como ellos: cíñase a lo que sabe.
- Nunca infravalore a su adversario.
dot Otros consejos interesantes del libro:
- Convierte la basura en oro: olfatea la oportunidad.
- Darle a las personas lo que quieren y lo que necesitan.
- El banco de los favores es el que cobra los mayores intereses.
- Si hace lo que le gusta: todo el año son vacaciones.
- Identificar las oportunidades: moverse con rapidez.
- Controle sus gestos: hablan por usted.
- Controle su ambición: hay que saber frenar.
- No deje que su ideología le estropee un buen negocio.
Cualquiera puede conseguir trabajo si se trabaja a comisión. En la mafia siempre vas a comisión. En la vida real todo el mundo quiere acomodarse y recibir una nómina fija todos los meses“.
Louis FERRANTE en “Aprenda de la mafia“.


 

aumenta tu cultura financiera antes de que te coma una fiera

 


Related Articles:

This entry was posted in Antisistema, Aprendizaje, Biotrabajo, Calidad de vida, Coaching, Cómo encontrar trabajo, Cómo prosperar, Conceptos generales, Deudas, Economía doméstica, Estrategia, Éxito, Formación, Frikieconomía, Ganar dinero, Macroeconomía, Motivación, Slow Life, Sostenibilidad, Vivir mejor, Wikigrafía and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Un mafioso casposo acaba en el pozo si no es un buen mozo

  1. Pingback: Escucha: lucha para tener una buena hucha | Kritika al Sistema

  2. Pingback: Atrévete a pensar | Kritika al Sistema

Leave a Reply